Tierra de Ahulema

Tierra de Ahulema

viernes, 18 de julio de 2014

ODILIA RIVERA SANTOS: Love when you say love

Love when you say love


Odilia Rivera Santos, poeta afro-portorriqueña, activista en pro de los derechos de los hispanos y de las mujeres en EE.UU., nos presenta su primer poemario: Love when you say love.

Nos encontramos con unos poemas de lo cotidiano donde la perspectiva vital se entrelaza con el hecho de escribir como si fuera un bouquet sonoro de existencia humana; una poesía vista y escrita, vivida, desde lo habitual, de situaciones diarias como una conversación, un desamor o un viaje en autobús, plasmando la geografía de la vivencia y del sentir de la propia autora.

En los poemas de Rivera Santos, sentimos cómo el detalle minúsculo, la percepción cuidadosa y sensible, suponen la raíz de su voz poética; como admite la propia escritora: aprendí  a separar las cosas que parecían imposibles, y desde ese tamiz da el paso para crear su propio mundo literario.

Sus versos parecen fluir como por accidente, in a casual way, pero esto no debe confundir al lector, es una declaración de cómo la vida sucede, se transforma; esa manera casual de la poesía de Odilia es la excusa para que autora y obra se desgranen mostrando la vida. Una vida y una poesía que son trabajo, son una lucha hasta el fin en la que confluyen las palabras de una niñez muerta, de alguien que no llegó a nacer, de un transeúnte, de un vecino. Todo un universo que fluye no sólo desde el sentir de Odilia sino también de su peculiar lucidez y sensibilidad para traerlas a nuestros sentidos.

ODILIA RIVERA SANTOS
Son, según su creadora, poemas descriptivos no prescriptivos en los que el sentimiento y las imágenes circulan después de haber clausurado el departamento de quejas; poemas que surgen de las palabras de otros, esas que oyera, viviera o sintiera y la autora ha ido guardando, paso a paso, en sus bolsillos, fundiéndolas en un paseo urbano, un paseo de afectos, un paseo en el que el propio lector se puede reconocer.

Y bajo ese camino, sujetando al lector y a la obra, el amor y soledad subyacen, manejando el testimonio de la comunicación o la ausencia del que no dice nada ante cualquier diálogo.

Odilia teje, a lo largo de este libro, palabras de hondura que se acomodan en el lector, igual que los sueños vuelven en las noches oscuras, con la certeza de que esperamos nada y vivimos por todo

Aceptemos esta invitación que nos hace Odilia Rivera Santos, tomemos sus poemas, deslicémoslos entre los labios y fundámoslos bajo nuestras lenguas.


© ANTONIO LINARES FAMILIAR