Tierra de Ahulema

Tierra de Ahulema

lunes, 12 de septiembre de 2016

Recomendación. EL TACTO DE LO EFÍMERO de JESÚS MARÍA GÓMEZ Y FLORES

El tacto de lo efímero

Jesús María Gómez y Flores


Porque había que dar forma a las palabras, quebrantar escaparates, levantar las calles, taladrar la rutina, golpear la estética impertinente de lo inservible o burlarse del repertorio de la servidumbre, por todo eso Jesús María Gómez y Flores nos presenta El tacto de lo efímero, poemario donde habita el individuo entre los bancales del tiempo con el bagaje de lo vivido como sustento de lo por vivir, con la convicción de que todo es susceptible de ser materia del poema; de esa manera los versos de Jesús se instalan en todo aquello que es susceptible de relacionar al hombre con su propia búsqueda y, así, plantar cara al tiempo aceptando su paso como peaje de ese tránsito ya que de nada sirven las conjeturas si no se alcanza enderezar el descosido rastro de los días para seguir viviendo.
Superviviente que habla a supervivientes, a sus cómplices-lectores, el poeta nos habla de los animales y demonios que se guardan bajo las capas de la razón de lo diario y de lo impuesto en un paisaje que convierte la piel en bosque con el tañido de las palabras que nos recuerdan la presencia del bastardo pulso de la tierra.

El poeta nos hermana con los mapas de sus visiones a través de cada verso, imágenes sólidas con palabras más solidas aún que nos llevan a los herrajes del viento, a la dócil carne de los álamos con voces que son agujas. 
Y de fondo la música y algunos de sus autores como referentes: Diana Krall, Janis Joplin, Philip Glass o Lito Vitale se insertan a través de los versos con Vicente Aleixandre, Leopoldo María Panero o Juan Ramón Jiménez.
Jesús María Gómez y Flores nos invita, con El tacto de lo efímero, a tomar por asalto la palabra porque ya es hora de que hablemos ese lenguaje que sólo a nosotros nos pertenece.
© ANTONIO LINARES FAMILIAR
JESÚS MARÍA GÓMEZ Y FLORES

martes, 28 de junio de 2016

Poeta invitado: MIGUEL ÁNGEL MUÑOZ SANJUÁN, "Las jornadas alumbradas de Amijái"


LAS JORNADAS ALUMBRADAS DE AMIJÁI

Todo lo que se busca se pierde,
 inmensidad tan intensa como oír al eco devolvernos nuestro nombre.

Tú me hablabas de guerras, Amijái, pero de qué guerras,
si dentro de mí ya creía anidar espejismos y pedregales:
desiertos en los que su espíritu me decía: –Ven solo, pues solo eres:
 horas que aún recuerdo:
mi padre arreglando mis zapatos tras quitarles el barro pegado:
sencillas y amargas suelas renombrando sus costuras:
día tras día de los viejos caminos hacia todas las escuelas del deseo.

Todo era ese momento eterno,
todo era la existencia que se alzaba ante la noche,
todo era la guerra de mi sangre expoliada.
La vida era ir descubriendo, muy a pesar nuestro,
que la muerte existía cosida a nuestra lengua,
 a nuestros sentidos siempre dispuestos para comprender lo desconocido.

Mas ya no había misterios.
Todo lo que deseábamos hacer nuestro ya era de todos:
repetida oscuridad una y otra vez desde nuestras oscuridades.

Amijái, mi querido y pequeño Amijái,
qué guerras dijiste que nos destrenzarían,
 qué crepúsculos renacidos dijiste que nos darían pan sin futuro y húmeda harina.
De qué dolor sin corazón me hablaste, Amijái, de qué premonición sin cuerpo.
 De qué “todo” separabas con cuidado la palabra volver,
para desde ella dar luz a nuestras jornadas.
De qué asombrada realidad te alimentabas junto al silencio, Amijái:
mi querido y pequeño destino: mi Todo.


de Los dialectos del éxodo, Colección Monosabio, Málaga, 2007)

Cuando un amigo te habla de su libro favorito y no te atreves a decir que a ti no te gustó.


via GIPHY

Recomendación: THE DIRTY DUST (Cré na Cille) de Máirtin Ó Cadhain


The dirty dust
(Cré na Cille)
Máirtin Ó Cadhain
Yale-Margellos publishers

Los hábitos y costumbres, el folklore, los cotilleos, las deudas y prejuicios, lo absurdo del comportamiento humano, los rencores y las amistades, las relaciones de familia, idas y venidas propias de una pequeña localidad irlandesa, próxima a Connemara,  de mediados del siglo XX son llevados, en el diálogo continuado que mantienen sus vecinos, ya muertos, como habitantes del cementerio local.
Escrita y publicada en gaélico en 1949 por Máirtín Ó Cadhain, maestro de escuela, traductor, nacionalista y socialista, y una de las figuras más relevantes de la literatura irlandesa del siglo XX, además, junto con Flann O'Brien, uno de sus modernizadores.

Autor de numerosas historias cortas y cuentos, Máirtín Ó Cadhain logra con esta novela un perfecto equilibrio, lleno de poesía y humor, entre el sujeto y el estilo que ahora se puede disfrutar por primera vez en inglés (desde el pasado año 2015) gracias a la magnífica traducción de Alan Titley.

© Antonio Linares Familiar

Máirtín Ó Cadhain 1906– 1970

miércoles, 22 de junio de 2016

Poeta invitado: ANTONIO MORENO FIGUERAS, "Un virus homérico"


UN VIRUS HOMÉRICO
Siempre me consideré un troyano.
Antes que sudista.
Pero no creo en la belleza de la derrota
ni en que una mujer pueda incendiar
el mundo.
El destino ya no cuenta
entre mis tropos.
Intuyo, no obstante,
que en esa ciudad,
entre esas gentes
ardiendo,
una vez descansó

mi corazón.

jueves, 2 de junio de 2016

Poeta invitado: GREGORY CORSO "Anoche conduje un coche"

GREGORY CORSO (26 de marzo de 1930 - 17 de enero de 2001)

Last Night I Drove a Car   

Last night I drove a car
not knowing how to drive
not owning a car
I drove and knocked down
people I loved
...went 120 through one town.

I stopped at Hedgeville
and slept in the back seat
...excited about my new life.


Anoche conduje un coche

Anoche conduje un coche
sin saber conducer
sin tener uncoche
conduje y atropellé
a gente que amaba
... fui a 120 por una ciudad.

Paré en Hedgeville
y dormí en el asiento de atrás
… emocionado por mi nueva vida.

(Traducción Antonio Linares Familiar)

martes, 24 de mayo de 2016

Poeta invitado: YOLANDA CASTAÑO, "La poesía es una lengua minorizada"


LA POESÍA ES UNA LENGUA MINORIZADA

Comenzaría por el espesor. Su acidez, su ph.

Camina igual que una mujer:
entre la masacre de lo invisible
y el campo de concentración de la visibilidad.

Ladra estilo y final,
una épica hospitalaria.

En el poema el lenguaje
se hace oídos sordos a sí mismo,
en él las palabras amplían
su círculo de amistades.

Hay que masturbar el abecedario
hasta que balbucee cosas
aparentemente inconexas.

Caja de cambios del habla,
gestos de otro orden.
La sonrisa del mosquito dentro de la piedra de ámbar.

No se trata de que no comprendas árabe.
No entiendes

poesía.


A POESÍA É UNHA LINGUA MINORIZADA

Comezaría polo espesor. A súa acidez, o seu ph.

Camiña igual ca unha muller:
entre o masacre do invisible
e o campo de concentración da visibilidade.

Ladra estilo e final, 
unha épica hospitalaria.

No poema a linguaxe
faise ouvidos xordos a si mesma,
nel as palabras amplían
o seu círculo de amizades.

Hai que masturbar o abecedario
ata que balbuza cousas
aparentemente inconexas.

Caixa de cambios da fala, 
acenos doutra orde.
O sorriso do mosquito dentro da pedra de ámbar.

Non se trata de que non comprendas árabe.
Non entendes

poesía.

A Segunda Lingua [La segunda lengua] (Visor, ed biling., 2014)

viernes, 22 de abril de 2016

Poeta invitado EDUARDO GARCÍA, in memoriam: DESPERTAR

Aún aturdido por tu temprana pérdida, hasta siempre Eduardo.

EDUARDO GARCÍA 1965 - 2016

Despertar

Ese hombre que camina
con las manos sujetas a la espalda,
nos saluda al pasar, comprueba su reloj,
acude a su quehacer sin preguntarse
si va en su dirección y en su sentido.

No sabe que a su espalda se libra una batalla,
que su mano derecha
aferra sin piedad a la otra mano,
la retiene a su antojo por la fuerza,
prisionera, infeliz, sin voluntad.

Si un buen día la mano sometida
se niega a cooperar y en un descuido
reduce a su adversaria, se hace fuerte,
toma la iniciativa, arrebatando
el rumbo de los pasos, ya se atreve
a estrenar una vida renovada…

¿qué será de ese hombre inofensivo
cuando empiece a arrojarse a la aventura,
a derrochar las suelas y el impulso,
abandonándose al azar
del encuentro feliz, recolectando
a su paso semillas y canciones?


De "Refutación de la elegía" Generación del 27, Málaga, 2006

Abril es un mes terrible.

Porque, desde la eternidad, 400 años no son nada


jueves, 17 de marzo de 2016

Recomendación: JORGE DE ARCO.- "El árbol de tu nombre"

El árbol de tu nombre

Antología bilingüe del poeta Jorge de Arco que en su colección El levitador publica la Editorial Polibea, en una edición muy bien elaborada.
Memoria, tiempo, estallido de emociones que florecen en cada poema de esta antología; con un cuidadísimo, exquisito y certero lenguaje, lleno de riqueza expresiva usado como hilo evocador que nos une al texto, el autor escribe en las paredes del ánimo, del aliento del lector con imágenes detalladas, cotidianas que inundan, con “el color fiero de la nostalgia”, la lectura: un libro, una bicicleta, una fiesta de cumpleaños, el fluir del agua, el amor… parecen confabularse para sacudir, de una manera cómplice, la intimidad del lector en este ejercicio de creación-recreación del tiempo a través de la memoria.

JORGE DE ARCO
Porque si “no hay mayor derrota que la de consentir al corazón la triste balada de sus días” Jorge de Arco nos ofrece un manual de aliento para que, desde esa memoria, el corazón se agite y fluya entre la piel y las pupilas, inviernos y pecados, la distancia y una falda abierta para marcar las huellas del autor que escapan y permanecen, “en un perfecto fulgor”, en las emociones de quien se acerca a estos poemas, en una complicidad desnuda que sopla mas y mas fuerte en cada una de sus páginas.

© ANTONIO LINARES FAMILIAR

sábado, 20 de febrero de 2016

En el centenario de WILLIAM SHAKESPEARE

Con motivo de la celebración del cuarto centenario de la muerte de Shakespeare, la versión digital de The Guardian publica una selección de monólogos de las diferentes obras del maestro de Stratford upon Avon. 





[Enter GLOUCESTER, solus]
  • Richard III (Duke of Gloucester)Now is the winter of our discontent
    Made glorious summer by this sun of York;
    And all the clouds that lour'd upon our house
    In the deep bosom of the ocean buried. 5
    Now are our brows bound with victorious wreaths;
    Our bruised arms hung up for monuments;
    Our stern alarums changed to merry meetings,
    Our dreadful marches to delightful measures.
    Grim-visaged war hath smooth'd his wrinkled front; 10
    And now, instead of mounting barded steeds
    To fright the souls of fearful adversaries,
    He capers nimbly in a lady's chamber
    To the lascivious pleasing of a lute.
    But I, that am not shaped for sportive tricks, 15
    Nor made to court an amorous looking-glass;
    I, that am rudely stamp'd, and want love's majesty
    To strut before a wanton ambling nymph;
    I, that am curtail'd of this fair proportion,
    Cheated of feature by dissembling nature, 20
    Deformed, unfinish'd, sent before my time
    Into this breathing world, scarce half made up,
    And that so lamely and unfashionable
    That dogs bark at me as I halt by them;
    Why, I, in this weak piping time of peace, 25
    Have no delight to pass away the time,
    Unless to spy my shadow in the sun
    And descant on mine own deformity:
    And therefore, since I cannot prove a lover,
    To entertain these fair well-spoken days, 30
    I am determined to prove a villain
    And hate the idle pleasures of these days.
    Plots have I laid, inductions dangerous,
    By drunken prophecies, libels and dreams,
    To set my brother Clarence and the king 35
    In deadly hate the one against the other:
    And if King Edward be as true and just
    As I am subtle, false and treacherous,
    This day should Clarence closely be mew'd up,
    About a prophecy, which says that 'G' 40
    Of Edward's heirs the murderer shall be.
    Dive, thoughts, down to my soul: here
    Clarence comes.

Despedida: HARPER LEE y UMBERTO ECO

HARPER LEE 1926 - 2016



UMBERTO ECO 1932 - 2016

domingo, 17 de enero de 2016

Poeta invitado: JORGE DE ARCO "La paz de tu palabra"


LA PAZ DE TU PALABRA

“Aunque yo muera siempre habrá un testigo”
Leopoldo de Luis


La luz se va extinguiendo. Mientras, laten los ojos,
se doblegan las sombras, se despide la tarde
que amansa el corazón. El corazón que mueve
el mundo lentamente. Ya nadie ignora, nadie,
que la alegría cuesta más que el silencio, más
que alcanzar ese cielo de promesas y púrpuras.
No basta la nostalgia ni tampoco este ocaso,
ni asomar la mirada por los muros ajenos,
como perros hambrientos, como incómodos huéspedes
que habitan en la noche los lugares de otro.

La luz se va extinguiendo. Pero me queda aún
el sur de tu memoria, la paz de tu palabra,
 una línea vencida a ras de tu alfabeto,
una sola manera de inaugurar los días,
delirantes y lábiles, testigos para siempre

de tu verso pulsante, de tu voz compañera.