Tierra de Ahulema

Tierra de Ahulema

martes, 28 de junio de 2016

Poeta invitado: MIGUEL ÁNGEL MUÑOZ SANJUÁN, "Las jornadas alumbradas de Amijái"


LAS JORNADAS ALUMBRADAS DE AMIJÁI

Todo lo que se busca se pierde,
 inmensidad tan intensa como oír al eco devolvernos nuestro nombre.

Tú me hablabas de guerras, Amijái, pero de qué guerras,
si dentro de mí ya creía anidar espejismos y pedregales:
desiertos en los que su espíritu me decía: –Ven solo, pues solo eres:
 horas que aún recuerdo:
mi padre arreglando mis zapatos tras quitarles el barro pegado:
sencillas y amargas suelas renombrando sus costuras:
día tras día de los viejos caminos hacia todas las escuelas del deseo.

Todo era ese momento eterno,
todo era la existencia que se alzaba ante la noche,
todo era la guerra de mi sangre expoliada.
La vida era ir descubriendo, muy a pesar nuestro,
que la muerte existía cosida a nuestra lengua,
 a nuestros sentidos siempre dispuestos para comprender lo desconocido.

Mas ya no había misterios.
Todo lo que deseábamos hacer nuestro ya era de todos:
repetida oscuridad una y otra vez desde nuestras oscuridades.

Amijái, mi querido y pequeño Amijái,
qué guerras dijiste que nos destrenzarían,
 qué crepúsculos renacidos dijiste que nos darían pan sin futuro y húmeda harina.
De qué dolor sin corazón me hablaste, Amijái, de qué premonición sin cuerpo.
 De qué “todo” separabas con cuidado la palabra volver,
para desde ella dar luz a nuestras jornadas.
De qué asombrada realidad te alimentabas junto al silencio, Amijái:
mi querido y pequeño destino: mi Todo.


de Los dialectos del éxodo, Colección Monosabio, Málaga, 2007)