Tierra de Ahulema

Tierra de Ahulema

jueves, 10 de junio de 2010

II


La niebla huye,
el horizonte, abierto,
nos entrega el vacío habitual;

hoy, con su nueva piel,
nos regala un cuerpo engarzado
en las ramas de un árbol;
la muerte anida para capturar
el ritmo seco de los alientos
sobre este jardín de metralla:

de nuevo se abre
una mañana sin misericordia.


de En Tierra de Nadie

ANTONIO LINARES FAMILIAR