Tierra de Ahulema

Tierra de Ahulema

martes, 4 de enero de 2011

EPÍLOGO





EPÍLOGO



He pasado mala noche y tengo la sensación de tener el estómago algo revuelto, pero no importa, serán los nervios. Hoy es un día importante y procuraré mantener el tipo.
Aseado, bien peinado, traje nuevo (azul oscuro) camisa y corbata (con nudo doble Wilson), tonos discretos apropiados para la ocasión, zapatos lustrados y calcetines a tono y, por primera vez, un pañuelo en el bolsillo de la chaqueta (me parecía elegante llevarlo).
Sé que todos me van a observar y no debo defraudarlos.
No hay prisa, todo requiere su tiempo.
Contengo el gesto, un esbozo de sonrisa sin enseñar los dientes, muestro tranquilidad, creo que hoy todos la necesitaremos.
Mientras, espero que el operario cierre la caja y me trasladen, entre alguna corona, al cementerio.


© ANTONIO LINARES FAMILIAR