Tierra de Ahulema

Tierra de Ahulema

jueves, 14 de octubre de 2010

Poema invitado: "Another 3am call" y "Visit" HELEN IVORY

HELEN IVORY (Luton 1969), afincada en Norwich, ganadora de varios premios literarios, tiene publicados: THE DOUBLE LIFE OF CLOCKS (2002), THE DOG IN THE SKY (2006) y THE BREAKFAST MACHINE (2010), poemario, este último, al que pertenecen estos dos poemas y que aparecieron por primera vez en POENY MOON.




ANOTHER 3am CALL

Every night, my grandmother
rehearses her journey
into the otherworld
as her womenfolk stand by,
rooted to this world by strong cups of tea.

The air is electricity
and it’s easy to imagine
my grandmother’s travels
and how superfluous
slippers might be.

We dress her in her wedding gown,
her auburn hair with violets.
On the walk home
night fits around us
like a freshly torn coat.



OTRA LLAMADA A LAS 3 DE LA MAÑANA

Cada noche, mi abuela
ensaya su viaje
al otro mundo
igual que sus mujeres permanece
arraigada a este mundo por fuertes tazas de té.

El aire es eléctrico
y es fácil imaginarse
los viajes de mi abuela
que como livianas zapatillas
podrían ser.

La vestimos con su traje de novia,
su pelo castaño con violetas.
En el camino a casa
la noche se ciñe a nosotros
como un abrigo recién rasgado.


© Traducción ANTONIO LINARES FAMILIAR



VISIT

In the very quiet of an early morning
a bird tries every window of the house,
feathers bristling with effort.
Only the eldest girl hears
and creeps downstairs in her nightdress.

She knows nothing of the persistence of birds
has only seen them distant in trees
or making patterns in the sky,
so the dark bead of its eye unnerves her.
Still she opens a window.

It perches on the back of a chair,
claws grazing at lacquer.
When it speaks, it is raw crow,
earthy, guttural, with scant punctuation
no openings for niceties or how-do-you-dos.

Her ears hurt with the noise of it,
she tries dreadfully to understand
but she is only a girl. As it departs,
the bird filches a snag of her hair
to weave into its nest.

VISITA

En la quietud de la madrugada
un pájaro llama a cada ventana de la casa,
las plumas erizadas por el esfuerzo
sólo la niña mayor se da cuenta
y baja la escalera vestida con su camisón.

Ella no sabe nada de la insitencia de los pájaros
sólo los ha visto lejos en los árboles
o trazando siluetas en el cielo,
por eso el abalorio oscuro de su ojo la asusta.

Aún así ella abre la ventana.
el ave se posa en el respaldo de una silla
sus garras arañan el lacado.

El pájaro habla, es un cuervo ignorante,
terroso, gutural, con escasa puntuación
sin fisuras para delicadezas o un cómo-está-usted.

Sus oídos se dañan por ese ruido,
ella trata dramáticamente de entenderle
pero es sólo una niña. Cuando parte
el pájaro le arranca un mechón de cabello
para tejerlo en su nido.

© Traducción ANTONIO LINARES FAMILIAR