Tierra de Ahulema

Tierra de Ahulema

lunes, 17 de mayo de 2010

LI


Reza sin claridad
porque desconoce su tiempo
macerado entre las fechas
urdidas a su espalda,
páramo descreído;

golpea su frente
con el alma silenciosa,
como un coro donde encauzar sus labios
testigos de tanto silencio
arrojado a los surcos postreros;

hunde el pecho contra el cristal
para enumerar los dioses
que su orgullo incendiara
con polvo de intolerancia
y cubre su frente
con la ceniza resultante.

El viajero
reza sin claridad
porque busca su tiempo.



Antonio Linares Familiar