Tierra de Ahulema

Tierra de Ahulema

lunes, 20 de septiembre de 2010

Convicciones



X

Un graznido entre las palabras,
la idea se incuba en el texto
mientras los insectos
devoran cada viaje escrito


XXXVII

Un sosiego de espuma
tiñe el mar de noche,
entre los dedos
el sabor del horizonte.


XLIII

Una polilla se acerca al papel:
tal vez entienda
este espacio en blanco.




XLVII

Sujeto a las crines
de la noche,
me entrego al canto de la Sibila
antes de que arda el horizonte.


LVI

Mis rezos se olvidaron
de acompañar a mi sombra;

fueron devorados
por el dragón de la lógica.


LXXXIV

Habito en este delirio
porque
temo despertar a mi conciencia.




© ANTONIO LINARES FAMILIAR