Tierra de Ahulema

Tierra de Ahulema

jueves, 9 de diciembre de 2010

Poema invitado: "El arma y el cuerpo" MARÍA ANTONIA ORTEGA






Mas sabed que hemos sido acribillados.
Ved los bellos ejemplares que ya han sido abatidos,
y yacen con la mejilla apoyada en la mano sobre la barra de cualquier bar.
Eran los mejores, y todavía no están muertos.
Ved cómo los feroces amantes se lamen sus heridas.
Ahora que el sol se propaga como un reguero de pólvora, cuánto cuesta después
dormir el día.
Para qué redordar ahora el fuego, la sangre, bajo mis pies desnudos la grava de casquillos, y las esquirlas que en nuestro interior se alojan y perduran como recuerdos y el tiro al blanco de la luna.
Son cosas que suceden todos los dias, y que quieren repartirse entre sí los mendigos y los barrenderos.


de DESCENSO AL CIELO