Tierra de Ahulema

Tierra de Ahulema

martes, 16 de marzo de 2010

Tránsito diario


En la esquina de su tarde
afianza los tacones de sus horas
y despliega el muestrario
a quien cruce su mirada
entre la cal y el tránsito de la acera,
apenas un gesto
de maquillaje resignado
para ser quien tú quieras
como tú quieras.

Pausa en el ciclo diario.

Impuntual, abriga su mercancía,
cierra la noche
con la calma de lo anodino
y un sabor opaco en la piel;
cierra la noche
y guarda en su monedero
derrotas de pensión.