Tierra de Ahulema

Tierra de Ahulema

miércoles, 3 de marzo de 2010

VIII



El alambre entre mis dedos
como un rosario
en la oración del vigía
que calma su aliento,
Dios entre nosotros,
con la inquietud del arma;

a mis pies el barro engulle
el día terminado;
frente a mi, otro idioma:
Gott mit uns.

El mismo barro
la misma oración.