Tierra de Ahulema

Tierra de Ahulema

viernes, 19 de marzo de 2010

XX


En el límite de la trinchera
el oficial levanta el brazo,
va a ordenar el ataque:
ahora todo queda suspendido.

Recostado sobre el talud,
abrigo el hueso de cada recuerdo,
mudo por la tensión
agolpado contra la mirada,
sujeto todas mis huellas
y nos empujo contra el grito
hacia el abrazo con las cenizas de plomo.