Tierra de Ahulema

Tierra de Ahulema

lunes, 5 de abril de 2010

I


Bienvenido a la tierra de nadie,
donde el cuerpo se entrega
a la ceremonia de otro amanecer
sobre el altar del deshonor
o del valor por morir en uno mismo.

Bienvenido a la tierra de nadie,
un calvario
donde todos somos Judas
y escupimos en otros la muerte
con el silencio de una descarga
para un escarmiento estéril.