Tierra de Ahulema

Tierra de Ahulema

sábado, 17 de abril de 2010

III


Hoy no es hoy,
lo es
desde que el tiempo evitó recordar
esta presencia en abandono;

todo queda lejos
salvo el estallido,
los estallidos,
que hiela,
hielan,
mis manos
tras la pérdida de mi voz
cuando nievan las horas.

Rezo:
qué lejos está el mar
mientras me golpea este acantilado
y su espuma crece en mi edad.


Antonio Linares Familiar