Tierra de Ahulema

Tierra de Ahulema

jueves, 8 de abril de 2010

Sobremesa


La puerta, entreabierta, hace intuir la escena.
Sobre la mesa flota el olor de una vela recién apagada, y en el mantel desflorecen pétalos ya cortados. Cubiertos y platos dispuestos donde las palabras se cruzaron para alimentar reproches bajo la luz de una libélula. Sobre el mantel, migajas de verbos en pasado que se entrecortan contra las botellas, arrastradas por el gesto abatido de manos y alientos. En las sillas, el perfume de lo que pudo ser.
Y en las copas, los labios de la despedida.


Antonio Linares Familiar