Tierra de Ahulema

Tierra de Ahulema

miércoles, 21 de abril de 2010

Página de sucesos


Con un aliento de perfume prestado
sobre tu ropa sucia de noche.
Con el pelo enredado en las últimas caricias.
Con el cuerpo extendido, abierto
a los diez ares de ojos que te observan.
Con el sueño de tu voz
quebrado en la caída.
Adornas el asfalto rodeado por un halo de cal
para acentuar el relieve
de tu mirada inmóvil en la postrera ventana.

La música corre a cargo de los fotógrafos,
la letra, al pie de la instantánea,
se cantará en la próxima edición,
en memoria de otro joven suicida.
Su familia consternada y amigos
piden una oración
y agradecen las muestras de dolor
mientras preparan el olvido.


Antonio Linares Familiar