Tierra de Ahulema

Tierra de Ahulema

jueves, 1 de abril de 2010

Poema invitado: "Epílogo" FÉLIX DE AZÚA


Porque yo digo que en el sufrimiento
se cumple la naturaleza de los hombres, su orgullo y su juicio
y digo que en el sufrimiento está la fuente de los mil caños
de donde nacen los torrentes del conocimiento

y lo digo para estar preparado
para ejercer en mi cuerpo el exceso
y la pasión y lo desmesurado
pues de ese modo se averiguan los límites
del dolor y el placer.

Lo digo y yo sé lo que digo
que el árbol no conoce, la piedra no conoce
pero los que conocen
dijeron al dolor "Bien venido compañero"
abrazados a él tras esperarlo y desearlo.

Es así que con dolor se abre el cráneo de Júpiter
y con dolor la llovizna desmenuza las nubes
la simetría rompe la tierra
y el río graba su nombre en la carne de los desfiladeros
deja el glaciar su rastro de desolación
y los ciervos se astillan unos contra los otros

el oso se levanta al atacar
y el búho de Atenea vuela al anochecer.

Y en ese sufrimiento
comienza el sueño (de muy lejos se llega
muy lejos se camina
aquí y allí no seremos los mismos
ni tampoco distintos)

Y esto es así continuamente
una tras otra vez
hasta que se recorre la distancia entre el ser y la nada

(entonces, al extender la sábana
alguien habla de flores y sudario

la almohada se confunde con la tierra mohosa
y en el silencio eterno abrazamos a nuestro errante compañero)