Tierra de Ahulema

Tierra de Ahulema

viernes, 9 de abril de 2010

Poema invitado: "8,57 p.m." FRANCISCO CENAMOR


Avanza espigado
con su antena blanca,
palpando el aire
en su incesante toc toc
contra la acera.
Musita en el cerebro
sus propios colores
antes de encontrarla.

Por fin, sus oídos y su nariz
la distinguen claramente.
No deja de mirar su cuerpo
con sus manos.

Cuando hacen el amor
le gusta la tibieza
de sus pechos en la cara.
Descubrir con la lengua
su contorno.

Contemplar feliz
con su cuerpo
cada momento de ella.


de Casa de aire