Tierra de Ahulema

Tierra de Ahulema

lunes, 12 de abril de 2010

Poema invitado: "Ápice de la lengua" CARLOS MARZAL


Asoma ya en la punta de mi lengua,
para vencer el trance del olvido.
Sin asomo de miedo, va perdida,
y se hace fuerte yéndose más lejos.

Si no acierta a decirnos y a decirse
mi palabra,
que ya existió en mi mente y en mi dicha,
nunca nos bastará para que cante.

Sólo cuanto no escribo me anonada.

Esta palabra justa es la que acude
a la orilla del labio,
para contradecir la desmemoria.
Esta palabra jura que estuvimos
en la conspiración de ser felices.

Os hablo desde el vértice,
la cresta gustativa de la carne,
el más gustoso filo de mi arista:
donde lo que se intuye ha de ser dicho,
porque lo que se sabe busca un cuerpo.

La muerte, en la mudez, nos prefigura;
con silencio la muerte nos acalla.
Por eso estos hallazgos la desmienten,
cuando rompen a hablar desde su cúspide.

Se vela, se revela lo vivido,
porque bien se vivió.
Lo ya soñado, bien soñado estuvo,
y ha de volver al mundo de la vida.

Aunque escrito con humo, escrito queda.

Desde la cumbre que a la lengua asoma,
a punto estoy de recordar mi nombre.


de Fuera de mí